Tras más de un año internado, murió Sergio Denis

Héctor Omar Hoffmann, más conocido como Sergio Denis, murió este viernes a los 71 años tras más de un año de estar internado producto de las graves heridas que sufrió tras caer a una fosa desde el escenario cuando brindaba un show en el teatro Mercedes Sosa de San Miguel de Tucumán en marzo del año pasado.

Sergio Denis nació en Coronel Suárez el 16 de marzo y desde muy pequeño comenzó a cantar en reuniones familiares hasta que a los 16 años integró el grupo musical Los Jokers. En el ’69 formó parte del conjunto Los Bambis, con quienes grabó su primer disco.

Al ver su talento, desde el sello CBS decidieron darle la oportunidad de grabar como solista. Su primeros temas fueron “Fui un soñador” “Te llamo para despedirme”, el mismo que estaba interpretando al momento de su caída en Tucumán.

En 1970 apareció por primera vez en televisión en el programa Casino Phillips, de Andrés Perciavale. En el ’72 protagonizó Me enamoré sin darme cuenta, junto a Alicia Bruzzo y Luis Brandoni, mientras que en el ’74 se convirtió en el primer cantante en realizar un show en el Teatro ópera.

Los éxitos en su carrera forman parte de la lista de clásicos melódicos argentinos, entre los que se destacan “Te quiero tanto”, “Un poco loco” y la versión en español de “Nada cambiará mi amor por ti”, entre otros.

Según el recuento de la página web oficial, grabó 28 álbumes, algunos de ellos ubicados entre los más vendidos de inicios de la década de los ochenta y mediados de los noventa. En 1995, sin embargo, estallaron serios problemas personales. Y su vida se paseó por la cornisa.

Los inconvenientes surgieron tras la compra del Teatro Coliseo de Lomas de Zamora, una inversión que desató una seguidilla de cheques sin fondo, deudas para tapar otros huecos económicos y hasta un par de detenciones, acusado de “estafa”, en 1997 y 2003.

Quebró. Fueron 17 años de malaria. En su auge había hecho 130 actuaciones por año; debió afrontar su época más baja con apenas 9 shows anuales. Perdió el departamento, la oficina, el auto, los equipos de sonido. En el medio, sufrió problemas en las cuerdas vocales y durante tres lustros no tuvo voz. Había que salir igual: “Trabajaba como podía: le ponía la vida, pero la voz no estaba”.

Lo apoyaron su familia y su abogado. Lo ayudó Marcelo Tinelli que, como el propio Denis recordaba más adelante, le “pedía por favor que hiciera Te quiero tanto'”. Y los llamados a otras estrellas para que acudieran a su rescate.

“En el momento en que te lo estaba pidiendo [el dinero], ya te estaba pidiendo disculpas”, le recordó a Mirtha Legrand en un almuerzo reciente. “Démoslo por olvidado, la vida ha sido muy generosa conmigo”, le respondió la diva.

También estuvo cerca de la muerte. Pasó 17 minutos sin signos vitales, por un paro cardiorrespiratorio sufrido en Asunción (Paraguay), en mayo de 2007. “Supongo que estallé por acumulación de quilombos”, resumió las causas de aquel episodio y las preocupaciones de aquellos días.

Lejos de otras miradas románticas sobre el asunto, definió esa experiencia con la muerte como “un lugar de mierda”: “Vi un lugar de mucho miedo, oscuro, negro. La mitad de mi cuerpo estaba en un rectángulo, yo lo insultaba, para mí era el diablo. Había una ventana… Era un horror”.

Después de la estabilización afrontó un largo período de recuperación. Pánico, terapia y una internación de dos meses para someterse a tratamiento psiquiátrico. “Lo de Paraguay no me dio miedo. Me dio más miedo estar en el neuropsiquiátrico”. Una enfermera salió a decir que él tuvo dos intentos de suicidio. Sergio, en cambio, desmintió sus dichos, aunque reveló que sí sufrió angustia y una profunda depresión.

Y entonces llegaron las solicitudes de grandes marcas para que sus canciones musicalizaran comerciales. También las convocatorias a casamientos, cumpleaños y otros eventos privados. Su renacimiento incluyó un nuevo acercamiento al público joven, que llenó locales para verlo actuar en “fiestas bizarras” con otros cantantes, como Lía Crucet.

No le gustaba hablar sobre sus relaciones sentimentales. Divorciado, siempre lo rodearon rumores de amoríos con otras celebridades. Uno, al menos, fue confirmado: salió nueve meses con Susana Giménez.

Otro romance llegó a la luz pública sin que él lo quisiera: en 2007 (antes de sus problema de salud en Paraguay), su novia se presentó en Gran Hermano y, pocos días después de ingresar, lo engañó con otro participante. Su última pareja conocida fue una mujer 30 años menor que él, una periodista que había ido al colegio con su hija.

Sí se aferraba a sus hits, aunque algunos ya casi no le pertenecían. “Te quiero tanto, grabado en 1986, fue adaptado por la hinchada de San Lorenzo y hace dos décadas lidera las listas de las canciones más escuchadas en los estadios.”Prendo la televisión a la mañana y está el Mónaco cantándola, el Atlético Madrid, el Inter en la final de la Champions, el Manchester… ¡El Real Madrid la grabó como una de sus canciones esenciales!”, repasaba en los últimos tiempos.

“Todavía no tuve tiempo de pensar si me corresponden regalías por eso. Aún estoy en el limbo: agradezco a todas las hinchadas del mundo que hayan tomado mi canción: es un halago y un premio para el alma”, aseguraba.

En la noche del 11 de marzo, Denis estaba dando un show en el Teatro Mercedes Sosa de San Miguel de Tucumán cuando cayó desde el escenario a una fosa de tres metros de profundidad. Debido a la caída desde la altura, Sergio sufrió traumatismos en la cabeza, fractura de clavícula, traumatismos en el abdomen y varias partes del cuerpo.

 

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: