Estados Unidos aprobó un nuevo antiviral contra el VIH

Aquellos pacientes de VIH que han intentado sin éxito tratar la infección con los antirretrovirales tradicionales tienen una nueva opción: la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos aprobó el uso del fostemsavir, cuyo nombre comercial es Rukobia. Se trata de un nuevo tipo de terapia antirretroviral (ART), eficaz para adultos con VIH que encontraron “resistencia, intolerancia o problemas de seguridad” con otras terapias, según la agencia.

El fostemsavir opera sobre una proteína, gp120, que el virus utiliza para infectar las células del sistema inmunológico: se adhiera a ella e impide que lo haga. “Se trata de una pro-droga”, explicó el sitio AIDSInfo, fuente oficial de información sobre VIH-sida de las autoridades sanitarias estadounidenses, “lo cual significa que es una droga inactiva. Una vez que se la ingiere, una pro-droga no funciona hasta que el cuerpo la convierte en su forma activa”. En el caso de fostemsavir, la acción biológica lo convierte en temsavir.

La medicación experimental se comprobó en estudios de fase tres en 371 pacientes que habían recibido muchos otros tratamientos y encontraron distintos inconvenientes para continuarlos o controla la infección. Se comprobó que la combinación de fostemsavir con otro ART lograba eliminar la huella genética del VIH en el 53% de los participantes, y el 60% la mantenía a las 96 semanas.

Todos los participantes del ensayo presentaban altos niveles del VIH a pesar de recibir algún ART. “La mayoría había recibido tratamiento durante más de 15 años”, sintetizó MedPage Today. Casi todos habían recibido ”cinco o más regímenes diferentes de tratamientos contra el VIH”.

La aprobación del fostemsavir se realizó mediante el proceso abreviado de regulación, ya que la única reacción adversa que mostró el medicamento fueron las náuseas. Solo en aquellos pacientes que también estaban infectados de hepatitis B o C se observaron cifras elevadas en las enzimas hepáticas.

“Esta aprobación inicia una nueva clase de medicamentos antirretrovirales que podrían beneficiar a los pacientes que se han quedado sin otras opciones de tratamiento contra el VIH”, dijo el subdirector de la División de Antivirales de la FDA, Jeff Murray. “La disponibilidad de nuevas clases de ART es algo crítico para pacientes que han tenido una larga historia de tratamientos y viven con una infección de VIH resistente a múltiples drogas y ayuda a que las personas que sufren una infección de VIH difícil de tratar, que tienen un riesgo mayor de complicaciones vinculadas al VIH, logren potencialmente a vidas más largas y saludables”.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: