La Justicia Federal allanó las oficinas de la Afip por millonario cohecho y $800 millones de evasión

Un año y nueve meses después de denunciarse una “organización criminal”, la Justicia Federal ordenó el allanamiento de la Afip, ante sospechas de una evasión del orden de los 800 millones de pesos en concepto de saldo a ingresar de IVA e impuesto a las Ganancias.

La investigación se inició en diciembre de 2019, luego de que la ex jefa interina de la Sección Penal Tributario de la Afip, Dirección Regional de Tucumán, María Lucía de las Mercedes Trabadelo, denunciara la existencia de una organización criminal que, a través de la emisión de comprobantes apócrifos, habría evadido una suma aproximada de 800 millones de pesos en concepto de saldo a ingresar de IVA e impuesto a las Ganancias.

Después de una exhaustiva investigación, el titular del Juzgado Federal N°2 de Santiago del Estero, Sebastián Diego Argibay, dispuso el viernes el allanamiento de las oficinas de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) de la capital provincial, a requerimiento del fiscal federal N°1 de esta capital, Pedro Eugenio Simón.

Tres imputados

El funcionario recientemente imputó a tres funcionarios -uno de ellos, actualmente jubilado- por cohecho pasivo y asociación ilícita fiscal, por la supuesta percepción de dinero a cambio de descargar boletas de deudas, levantar embargos de empresas y contribuir a la creación de usinas de facturación apócrifa, y a una cuarta persona que no trabajaba en el organismo, pero que recibía dinero de las coimas en su cuenta bancaria.

En la causa, iniciada a fines de 2019, la fiscalía imputó a un total de 14 usinas apoc (tal la denominación para las facturas apócrifas) y a 22 contribuyentes socios de las empresas, junto al contador jefe de la organización y su secretaria.

Los procedimientos se realizaron en las oficinas de las personas que cumplen funciones en la Afip de Santiago del Estero y en los domicilios de las nuevas personas imputadas, donde se hallaron cheques librados por las usinas ya imputadas, comprobantes de transferencias bancarias y otros elementos de interés para la causa.

 

Peritajes telefónicos

A través de los peritajes telefónicos -realizados por el laboratorio de la Policía Federal (PFA), Dirección Regional Tucumán, y por oficiales de la Unidad Operativa Federal (UOF) de la PFA de Santiago del Estero- al teléfono celular del jefe de la organización, se hallaron conversaciones entre este y funcionarios del fisco nacional.

Luego de un exhaustivo análisis llevado a cabo por la Fiscalía Federal N° 1, en conjunto con personal de la UOF Santiago del Estero de la PFA, se detectó la existencia de un sistema de retribuciones monetarias indebidas, por las que el contador otorgaba grandes sumas de dinero al personal de la Afip a fin de que estos cancelaran embargos y permitieran la inscripción de empresas “fantasmas”, al único fin de emitir comprobantes apoc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *