Matan a un prefecto de un disparo en un control: el agresor fue abatido en la fuga

Un efectivo de la Prefectura Naval fue asesinado hoy de un balazo en la axila mientras realizaba controles vehiculares en el marco de la cuarentena obligatoria en la ciudad santacrucense de Puerto Deseado, y el agresor murió minutos después de tirotearse con policías y de tomar como rehén a una persona en una plaza.

El joven quiso evadir un control por calle Capitán Onetto. Disparó a quemarropa contra el prefecto, lo que le provocó heridas mortales. 

El agresor, identificado como Pedro Espinoza,de 21 años de edad, se escapó hacia un gimnasio lindante. Prefectura, con el apoyo de la Policía provincial, montaron un operativo para atrapar el sujeto. 

Tras el tiroteo, las balas de las fuerzas de seguridad dieron contra sus órganos vitales y murió en el lugar. 

Mientras todo esto sucedía, el efectivo de la Prefectura Naval Argentina, cuyo nombre es Richi Soto, agonizaba en el Hospital Distrital de Puerto Deseado.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: