Murió por coronavirus una enfermera de 34 años del Hospital Santojanni que había recibido dos dosis de la vacuna Sputnik V

Una enfermera del hospital Santojanni murió por coronavirus, pese a que tenía dos dosis de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19. Se llamaba María Castellón, tenía 34 años y era la segunda vez que se contagiaba de la enfermedad. Había recibido la vacuna en el Santojanni, y el segundo componente se lo aplicaron el 6 de abril.

La habían contratado el año pasado como refuerzo en la sala COVID para los francos y los fines de semana. El director del centro de salud Federico Charabora explicó que la mujer estaba de licencia desde hace dos meses porque tenía fractura de antebrazo. Castellón murió el viernes por la noche en el Hospital Méndez, donde estaba internada en terapia intensiva.

El martes último también murió por COVID-19 Rubén Bentos, un enfermero del Hospital Roque Sáenz Peña de Rosario que había recibido las dosis de la Sputnik V. Era insulinodependiente e integraba el grupo de riesgo por la enfermedad.

Gabriela Cáceres era compañera de Bentos. Dijo que el enfermero “era un adulto mayor con comorbilidades” y que pese a que “tenía las dos vacunas, no por eso estaba libre de tener la enfermedad”. Sostuvo que las vacunas “solo disminuyen la mortalidad”, en declaraciones a La Capital.

Murieron más de tres mil personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19

De las 7.851.672 personas a las que les suministraron la inmunización contra el COVID-19 murieron 3141, según datos del Ministerio de Salud de la Nación al 8 de mayo. Las muertes se produjeron después de 21 días de que esas personas fueran inmunizadas. Se trata del plazo en que se completa el proceso de inmunización.

De los inoculados se contagiaron 125.628 personas después de 21 días de la aplicación. El documento oficial excluye los casos de los que recibieron la vacuna en los 21 días previos al 8 de mayo.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: