Papelón de Los Pumas en Australia: seis jugadores rompieron la burbuja y fueron detenidos por la policía

No es un buen año para Los Pumas. Hasta ahora, al menos, no lo era en lo deportivo, pero a un partido de que termine el Rugby Championship, se suma un inconveniente extra rugbísticoUn grupo que incluía seis jugadores y dos miembros del staff fue detenido por la policía australiana, que no le permitió entrar a Queensland, región donde se juega el torneo, por haber roto la burbuja sanitaria, restricción generada por la pandemia.

La noticia la publicó el diario The Courier Mail, que la ubicó en la portada de su web con el título: Rugby crisis as players locked out (Rugby en crisis por jugadores bloqueados). Rápidamente, la UAR se hizo eco y lo difundió en su web.

El problema se generó cuando seis jugadores y dos miembros del staff cruzaron la frontera entre Queensland y Nueva Gales del Sur este miércoles para asistir a una excursión en Byron Bay.

Pero cuando intentaron regresar a su base de entrenamiento en Gold Coast, el grupo fue detenido por la policía en la frontera, no lo dejaron pasar y tuvo que pasar la noche en un hotel. Allí está aislado todavía.

La lista de Pumas aislados

Erróneamente, se había informado que el capitán Julián Montoya integraba el grupo, pero la propia UAR informó los nombres de los jugadores: Sebastián Cancelliere, Joaquín Díaz Bonilla, Felipe Ezcurra, Pablo Matera, Santiago Medrano y Santiago Socino.  Además estaban Lucas Chioccarelli (manager) y Rodrigo Martínez (analista de video). Matera y Medrano vienen siendo titulares.

Según las regulaciones imperantes en la zona, las personas solo pueden ingresar al norte de Nueva Gales del Sur por motivos de trabajo esencial, como los que hacen los médicos, o por motivos de compasión.

“Hubo un grupo que cruzó y, cuando fue a regresar, obviamente no tenía la documentación correcta, así que fue detenido y devuelto según el protocolo”, dijo la policía de Queensland a NCA NewsWire.

En tanto, la Unión Argentina de Rugby aclaró: “Todos se encuentran en perfecto estado de salud, alojados en un hotel de la zona, a la espera de que sea resuelta su condición. Por el momento, su única limitación es la imposibilidad momentánea de traspasar la jurisdicción estatal para volver a reunirse con el resto de los integrantes que permanece en Queensland”.

Además, informó: “La UAR está poniendo como prioridad absoluta resolver este inconveniente. Para ello, está realizando todas las gestiones necesarias a nivel institucional y prestando toda la asistencia para facilitar el regreso de los jugadores y staff a la mayor brevedad posible. En forma paralela ha iniciado un proceso interno para esclarecer lo acontecido y determinar las responsabilidades correspondientes”.

Desde ya, se puntualizó que “en virtud de esta situación, los miembros de la delegación afectados no podrán participar del próximo partido, el cual se encuentra pautado para el sábado 2 de octubre” contra Australia por el cierre del Rugby Championship. Se jugará a las 4.04 de la Argentina, a las 7 van All Blacks (ya campeones) vs. Sudáfrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *