Toma fuerza en el gobierno nacional la idea de “cierres intermitentes” para frenar los contagios

El viernes 11 de junio vence el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) sobre las últimas restricciones, en medio de la preocupación por la todavía elevada cantidad de casos positivos y muertes -30.950 y 539, respectivamente, en las últimas 24 horas. Sin confirmaciones sobre el debate de la ley “Pandemia” en Diputados, la Casa Rosada analiza qué medidas tomar para aplanar la curva.

Por ahora, el presidente Alberto Fernández rechazó la posibilidad de una vuelta al cierre duro de circulación, pese a las presiones de médicos infectólogos y del gobernador bonaerense Axel Kicillof de extender el confinamiento. Aunque no se descarta que se ordenen restricciones estrictas intermitentes si el Presidente lo considera necesario.

En los últimos 20 días, 10.174 personas perdieron la vida en el país por el coronavirus, en un total de 80.000 muertos desde el inicio de la pandemia. Y los nueve días de confinamiento “total” aún no produjeron resultados claros.

Por eso, el Gobierno espera que la próxima semana se apruebe el proyecto de ley que envió al Congreso para regular las medidas sanitarias y que, de ser aprobado, estará vigente hasta el 31 de diciembre próximo. Consideran que ayudaría a levantar parte de la incertidumbre que rodea las restricciones y provocan el hastío de la población, en medio de un año electoral.

El texto ya logró media sanción en el Senado y ahora se espera que se debata en la Cámara de Diputados. sin embargo, hay fuertes chances de que no se llegue a votar antes de que venzan las medidas actuales.

Hay una fuerte oposición de Juntos por el Cambio a la ley, que consideran le daría “superpoderes” a Alberto Fernández, y hay dudas sobre la posibilidad de conseguir quórum para sesionar.

Según dijo el ministro de Salud porteño Fernán Quirós, en CABA comienza a registrarse una leve merma. “Empiezan a impactar los descensos vinculados al fuerte esfuerzo que hemos hecho entre todos para este cierre durante 9 días”, sostuvo este viernes. Las cifras de contagios durante la semana próxima serán clave para que el Gobierno decida qué medidas imponer si no consigue que se apruebe la ley.

La semana pasada, la ministra de Salud Carla Vizzotti adelantó que el Gobierno trabaja en un esquema de cierres y aperturas “intermitentes”, como las de este fin de semana. El Gobierno busca además establecer un cronograma para darle mayor “previsibilidad” y “tranquilidad” a la población y a los sectores económicos afectados por los cierres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *