Un pequeño de 14 meses bebió combustible y se encuentra en gravísimo estado

En la noche del viernes, médicos del Centro Provincial de Salud Infantil asistían a un niño de un año y dos meses —residente en el Bº Villa del Carmen— quien habría ingerido de forma accidental gasoil.

La policía tomó conocimiento del hecho en horas de la tarde-noche, cuando el pequeño arribó al centro asistencial en los brazos de su mamá (27) quien contó que mientras estaban en la vivienda donde residen, el pequeño tomó una botella con combustible.

De inmediato ingresó al sector de urgencia donde fue examinado por pediatras y quedó en observación. Su estado es muy delicado.

Personal de la Comisaría Quinta intervino en el caso.

hd porn