Buscan a una mujer que desapareció hace una semana en Capilla del Monte

Durante los últimos cuatro años y medio, Cecilia Basaldúa, de 35 años, se había dedicado a viajar y conocer latinoamérica vendiendo sus artesanías. El pasado diciembre, había decidido regresar al país y antes de que se dictara la cuarentena obligatoria decidió trasladarse a Capilla del Monte, donde escribiría un libro con sus crónicas de viaje, a los pies del famoso Cerro Uritorco. Allí alquiló el patio de la casa de Mario Gabriel Mainardi, un vecino de la zona, donde instaló su carpa, y permanecería durante el período de aislamiento.

La última vez que su familia habló con ella, el sábado 4 de abril, les contó que había conseguido ese lugar para vivir y que estaba contenta porque tenía vista al Cerro. Al día siguiente, el domingo 5, Cecilia charló con su primo por whatsapp, fue lo último que supieron de ella. Recién el miércoles, Mainardi se comunicó con ellos para contarles que haría una denuncia porque la joven se había ido enojada ese mismo domingo y decía que la iba a matar.

Soledad Basaldúa, la hermana de Cecilia, contó que el hombre les describió una escena en que ella tuvo un supuesto “brote” y se fue. Pero a su familia les llamó mucho la atención porque ella “nunca tuvo una reacción de este estilo” y porque Mainardi “tardó tres días en denunciarlo y en contarnos a nosotros lo que había pasado”. Cecilia se fue con su mochila y la carpa, pero dejó en el lugar su celular y la computadora. Ambos fueron encontrados en el allanamiento que se hizo del lugar después de que se hizo la denuncia.

La familia realizó una denuncia en la comisaría 35 de Núñez, en la Ciudad de Buenos Aires, donde viven, y otra a través de un amigo en la Fiscalía de Cosquín, a cargo de Paula Kelm. Soledad contó que por el aislamiento social, preventivo y obligatorio no pueden viajar a Córdoba a buscar a su hermana: “es muy difícil obtener los permisos y no tenemos auto para trasladarnos allá” y agregó que desde acá es muy complicado porque no le informan todo sobre el caso ya que la causa tiene secreto de sumario.

El resto de las pertenencias de Cecilia fueron encontradas en la zona de Los tres puentes pero no hay rastro de Cecilia en la zona. Soledad pudo reconocerlas a través de imágenes que le brindó la Policía de de Córdoba, pero no sabe exactamente cuando fueron halladas porque no se lo informaron. Este sábado la policía trabaja para dar con su paradero junto a perros rastreadores, bomberos, y un helicóptero en la zona.

Cecilia Basaldúa, que es de contextura delgada, que mide 1,60, y tiene tez trigueña y cabello negro, vestía calza negra, pullover violeta, y calzado borceguí de color rojo. Por cualquier información sobre su posible paradero, comunicarse con la Unidad Judicial de Cosquín, al teléfono 03541-454010 o con el Departamento de Investigaciones Criminales al 03541-438212 o al 101.


Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: