Femicidio: hallaron el cuerpo de Claudia Repetto donde había confesado el asesino

El cadáver de Claudia Repetto, la mujer desaparecida desde el 1 de marzo en Mar del Plata, fue encontrado este sábado a la tarde en una zona de acantilados en la zona sur de la ciudad balnearia, horas después de que el principal sospechoso detenido anoche, Ricardo Ridríguez, confesara el crimen ante la Justicia.

Fuentes judiciales y policiales aseguraron que el hallazgo se produjo cerca de las 13 en unos acantilados a unos 10 kilómetros al sur del faro camino a Miramar, sobre la ruta Interbalnearia.

Según los investigadores, el cuerpo se hallaba enterrado a unos 20 metros de donde había sido encontrada una pala durante los rastrillajes realizados en busca de Claudia semanas atrás.

El hallazgo se produjo horas después de que su ex pareja, Ricardo Rodríguez (54), confesara ante la Justicia haber asesinado a la mujer por “celos”.

Tras la confesión, familiares, amigos y conocidos de Claudia se concentraron frente a los tribunales marplatenses, donde se originaron algunos incidentes con la policía.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que el acusado declaró a primera hora de esta mañana ante el fiscal de la causa, Fernando Castro, ante quien dijo que, tras asesinarla, la enterró en una zona de acantilados y dio precisiones del lugar.

La detención del imputado se registró ayer en momentos en que los hijos de la mujer iban a reunirse con el fiscal de la causa.

El hombre confesó que cometió el crimen porque se puso “celoso”, tras lo cual intentó “revivirla” pero no pudo y, luego, la enterró a unos 10 kilómetros al sur del faro.

Según la abogada, Rodríguez dio precisiones del lugar donde ocultó el cuerpo y, tras su declaración, Castro se dirigió con personal de la DDI local al sur marplatense para corroborar su versión.

En ese marco, amigos de los jóvenes que solían recorrer la zona en búsqueda de Rodríguez, alcanzaron a reconocerlo, por lo que llamaron de inmediato a los hijos de Repetto para que confirmaran si se trataba del prófugo.

Cuando llegaron los hijos de la mujer al lugar, el acusado intentó escapar pero lograron alcanzarlo y reducirlo, tras lo cual dieron aviso a la Policía.

“Es una vergüenza que lo hayan detenido los hijos, esta persona estaba en una bicicleta y la policía no hizo nada para atraparlo; es una burla”, aseguró la abogada Agüero, quien añadió: “Les tuve que informar yo a los hijos, familiares y allegados de que estaba muerta, eso originó los incidentes y la represión.”

El imputado tenía vigente una orden de detención y había sido visto en cámaras de seguridad de la ciudad, caminando, el domingo pasado, por los barrios Colinas de Peralta Ramos y Punta Mogotes.

Tras su captura, familiares y amigos de la mujer desaparecida aplaudieron y hasta uno de ellos gritó: “¡Ya lo tenemos!”

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: